PARA MUJERES

INTRODUCCIÓN

Considerada por error como una enfermedad estrictamente masculina, las mujeres en realidad constituyen el 40% de las personas que sufren de pérdida del cabello. La pérdida de pelo puede ser absolutamente devastadora para la imagen de sí misma y el bienestar emocional para la mujer que la sufre. Desafortunadamente, la sociedad ha forzado a la mujer a sufrir en silencio. Esta mucho más aceptado para los hombres el seguir este proceso de pérdida del cabello. Y mucho más desafortunado, la comunidad médica trata este asunto de la pérdida de pelo en las mujeres como que si no existiera. Como la pérdida del cabello no parece amenazar la vida, la mayoría de los médicos pone poca atención a las quejas de las mujeres acerca de su pérdida de pelo y en esencia le dicen a sus paciente que” no es la gran cosa” y que “tendrás que vivir con eso. Por supuesto, lo que estos médico no parecen comprender es el daño psicológico causado por la pérdida del cabello y el sentirse indeseable puede ser tan devastador como cualquier enfermedad seria, y de hecho, puede exigir un desgaste emocional que directamente afecte la salud física.

TIPOS DE PÉRDIDAD DE PELO EN MUJERES

La pérdida del cabello puede ser temporal o muy duradera. La pérdida de cabello temporal puede ser fácil de remediar cuando su causa es conocida y se controla o difícil cuando no está inmediatamente claro cuál es la causa. Una pérdida de pelo que pudo haber sido temporal puede tornarse muy duradera como resultado de un diagnostico erróneo. El potencial para estos diagnósticos errados es quizás el aspecto más frustrante de la pérdida del cabello en la mujer. La información en esta sección le ayudará a identificar la causa de su pérdida de pelo. Alopecia es el término médico para la excesiva o anormal pérdida de cabello. Hay diferentes clases de alopecia. Lo que toda pérdida de pelo tiene en común, ya sea en hombres o en mujeres, es que es siempre un síntoma de que otra cosa no funcionó bien en su cuerpo. El pelo se quedará en su cabeza, donde pertenece, a menos que un desequilibrio hormonal, enfermedad u otra condición esté ocurriendo. Esa condición puede ser tan simple como tener un gen que lo haga susceptible a un patrón de calvicie masculina o femenina o a una de las formas de alopecia Areata o puede ser tan complejo como una gran cantidad de enfermedades. Afortunadamente la pérdida del cabello puede ser un síntoma de un evento corto tal como el estrés, la preñez y la ingesta de ciertos medicamentos. En estas situaciones, el pelo volverá a crecer cuando el evento haya pasado. Sustancias (incluyendo hormonas), medicaciones y enfermedades pueden causar cambios en las fases de crecimiento y muda del cabello y en su duración. Cuando esto ocurre se tiene crecimiento y pérdida de una manera sincrónica. Una vez que las causas son resueltas, el cabello regresa a su patrón normal de crecimiento y muda, y su problema de pérdida de cabello termina.

PATRON FEMENINO DE PÉRDIDA DE PELO

La dihidrotestosterona (DHT), un derivado de la hormona masculina testosterona, es el enemigo de los folículos pilosos de su cabeza. Puesto de una manera simple, bajo ciertas condiciones DHT quiere a esos folículos muertos. Esta simple acción está en la raíz de muchos problemas de pérdida de cabello, de manera que lo estudiaremos primero. La alopecia androgenética, comúnmente llamada patrón masculino o femenino de pérdida de pelo, fue sólo comprendida parcialmente hasta hace unas pocas décadas. Por muchos años, los científicos pensaron que la alopecia androgenética era causada por la predominancia de la hormona masculina del sexo, testosterona, de la cual las mujeres poseen trazas bajo condiciones normales. Mientras que la testosterona está en el corazón del proceso de la calvicie, se piensa que el DHT sea el principal responsable. La testosterona se convierte en DHT con la ayuda de la enzima Tipo II 5-alfa reductasa, la cual es contenida en las glándulas sebáceas del folículo piloso. En la actualidad los científicos piensan que no es la cantidad de testosterona circulante lo que origina el problema sino el nivel de DHT enlazando los receptores en los folículos del cuero cabelludo. El DHT encoge los folículos pilosos, haciendo imposible que el pelo sano sobreviva.

El proceso hormonal de la testosterona convirtiéndose a DHT, que luego daña los folículos pilosos, sucede en ambos hombres y mujeres. Bajo condiciones normales, las mujeres tienen una diminuta fracción del nivel de testosterona que tienen los hombres, pero aún un nivel bajo puede producir pérdida de cabello en mujeres, debido al DHT.Y ciertamente cuando esos niveles suben, la DHT es más problemática. Esos niveles pueden crecer y aún estar en lo que los doctores consideran normal en una prueba de sangre, aún cuando son lo suficientemente altos para causar un problema. Los niveles pueden no subir y todavía ser un problema si usted tiene el tipo de química corporal muy sensible aún para los niveles regulares de químicos incluyendo las hormonas. Dado que las hormonas operan en la forma más saludable cuando están en delicado balance, los andrógenos, como son llamadas las hormonas masculinas, no necesitan subir para disparar un problema. Su contraparte, las hormonas femeninas, cuando bajan, le dan una ventaja a estos andrógenos, tales como el DHT. Este desequilibrio puede también causar problemas, incluyendo pérdida del cabello. Las hormonas son cíclicas. Los niveles de testosterona en algunos hombres bajan en un 10 por ciento por cada década después de los treinta. Los niveles de hormonas en la mujer declinan al acercarse la menopausia y caen abruptamente durante la menopausia y después. La naturaleza cíclica de ambos nuestro cabello y hormonas es una de las razones por la cual la pérdida de pelo puede aumentar incluso cuando esté experimentando una disminución a largo plazo de pérdida de cabello (y un incremento a largo plazo de crecimiento de cabello) durante un tratamiento que controle la pérdida de pelo. La mayoría de las mujeres con alopecia androgenética tienen disminución difusa en todas las áreas del cuero cabelludo. Los hombres por otra parte, rara vez tienen disminución difusa sino un más marcado patrón de pérdida de cabello. Algunas mujeres pueden tener una combinación de dos tipos de patrones. La alopecia androgenética en mujeres es debido a la acción de andrógenos, hormonas masculinas que están típicamente presentes sólo en pequeñas cantidades. La pérdida del cabello puede ser causada por una variedad de factores ligados a la acción de las hormonas, incluyendo, quistes ováricos, la ingesta píldoras para el control de la natalidad de un alto índice de andrógenos, preñez y menopausia. Así como en los hombres la hormona DHT aparece al menos como parcialmente culpable por la miniaturización de los folículos pilosos en mujeres que sufren de patrón de calvicie femenino. La herencia juega un papel muy principal en la enfermedad.

CLASIFICACION DE LUDWIG DEL PATRÓN FEMENINO DE PÉRDIDA DE PELO

noknek1